lunes, 21 de junio de 2010

Oveja con rostro humano. Actualización XXIII


Erhan Elibol fue el veterinario encargado de realizar una cesarea de emergencia para que un cordero pudiera nacer, pero nunca espero encontrar en el interior una criatura como aquella, según sus palabras, “al principio quede horrorizado al ver que lo que debería ser el hocico tenía un parecido increíble con un rostro humano”.

“He visto todo tipo de mutaciones en vacas y ovejas, becerros de dos cabezas o terneros de cinco patas, pero cuando vi a esta criatura no podía creer lo que veían mis ojos” expresó el veterinario de 29 años de edad.
La cabeza del cordero tenía rasgos humanos, los ojos, la nariz y la boca siendo solo las orejas, lo único que el cordero conservaba de su aspecto. Según los veterinarios esta mutación extremadamente extraña se debió a una abundancia de vitamina A en el forraje de su madre.

Fuente: esencia21